Problemas que causa el estrés emocional

El estrés emocional es esa tensión que no puedes controlar o que es muy difícil de sobrellevar cuando vives una situación dramática o un cambio brusco en tu vida. En ese momento, si tú no puedes o no sabes afrontar el problema, éste persiste en el tiempo y se acumula junto con otros problemas no resueltos.

Esta mochila pesada y llena de estrés emocional acumulado, lo lleva tu ser como una carga y eso provoca un bloqueo general en tu organismo: bloqueo físico (sobrecarga muscular, molestia estomacal…), mental (saturación mental, agobio…), emocional (conflicto de emociones, rabia, tristeza…) y espiritual (no sé quién soy, propósito de vida…).

Bloqueo general - libérate del estrés emocional con masajes y terapias naturalesBloqueo físico: Tu cuerpo sufre sobrecarga muscular, dolor de cabeza y de mandíbula, problemas de espalda y/o cuello, malestar en el estómago (lo que se llama popularmente nudo en el estómago), cansancio, problemas para dormir, respiración agitada, palpitaciones, infecciones, angustia y ahogo.

Bloqueo mental: te agobias con demasiada facilidad, te sientes atrapado/a y no sabes cómo salir de esta situación. Sientes mucha presión propia y de tu alrededor. Tienes dificultad para concentrarte pensamientos obsesivos, te autocriticas en exceso, sufres despistes y olvidos, te preocupas constantemente por todo y sufres fatiga mental.

Bloqueo emocional: Tus emociones entran en conflicto casi todas al mismo tiempo. Sufres nerviosismo extremo, ansiedad, miedomalestar interioreuforia repentina y confusiónTe irritas y te enfadas fácilmente, pero también te entristeces y lloras sin saber por qué.

Bloqueo espiritual y/o conductas: no tienes un propósito de vida, no te conoces lo suficiente, no sabes quién eres, no te encuentras y no te valoras lo suficiente. Te cuesta afrontar o esquivar una situación, tratas con brusquedad a tus relaciones sociales o directamente prescindes de ellas. Comes de manera compulsiva e incluso puede que estés aumentando tu consumo de tabaco, alcohol u otras sustancias tóxicas.

Nerviosismo Extremo - libérate del estrés emocional con masajes y terapias naturalesSueles estar de los nervios y sufres una tensión interna constantemente, estás irritable y con un humor muy inestable. Notas un nudo en el estómago que te molesta y te duele casi siempre.

Este nerviosismo te causa problemas en tu vida diaria: despistes, torpezas y olvidos de tus tareas diarias, ya sean de vital importancia o no; te causa una baja productividad en la vida profesional y en la vida personal.


Te impide hacer las cosas de tu vida diaria como a ti te gustaría
; eso te provoca enfado y frustración.
Si tu nerviosismo es extremo, puedes padecer ansiedad.

Cansancio Excesivo - libérate del estrés emocional con masajes y terapias naturalesSueles sentirte y estar cansado/a de manera excesiva casi todos los días y de manera inexplicable. No descansas bien ni duermes todo el tiempo necesario para sentirte lo suficientemente descansado/a. Tu sueño no es reparador.

No te sientes con energía suficiente y te cuestan de hacer tus tareas diarias, sean del ámbito que sean.

Te duelen tus músculos y todo tu cuerpo y eso es un gran impedimento para descansar correctamente.

No haces pequeños descansos en tu vida diaria. No sabes por qué que te pasa esto.

Problemas para dormir - libérate del estrés emocional con masajes y terapias naturalesEl estrés emocional y la ansiedad que sufres a diario no te permiten dormir ni descansar bien.

Antes de acostarte, le das mil vueltas a las cosas y piensas de forma muy negativaTe distraes fácilmente con el ordenador, el móvil, la televisión… Eso te despeja y te impide conciliar el sueño correctamente.

Te despiertas muy a menudo por la noche te cuesta volverte a dormir. Por la mañana y sin haber descansado bien, te levantas muy temprano.

Al dormir mal, cambias mucho de postura y eso te produce dolor de cabeza, cuello, brazos, espalda, etc. Todo eso te irrita, te pone de mal humor y te cansa en exceso.

Te preocupas muchísimo, vives con miedo irracional, estás triste y sufres momentos de desesperación.

Te imaginas catástrofes y no quieres afrontar situaciones temidas.

Te falta el aire, te cuesta respirar y tu respiración es acelerada. Sientes una presión en tu garganta y en tu pecho.

Sufres tensión muscular, sudoración excesiva, mareosangustia y ahogo.

La mayor parte de tu vida la vives con una preocupación constante

Tu mente es un gran torbellino de pensamientos entrecruzados entre sí que no te dejan ver más allá de ellos.

Tiendes a centrarte en tus problemas pasados y a cuestionar tus decisiones pasadas con demasiada frecuencia, dándole muchas vueltas a tus actos del pasado. Piensas que, si hubieras hecho o no tal cosa, ahora las cosas serían diferentes y serías más feliz. 

Sueles centrar tu mirada en el futuro e imaginar cómo podría ser tu vida, apartando tus vivencias del presente y quitándole importancia a tu vida actual.

Hay días en los que no sabes expresar qué te pasa o cómo estás. Lo único que tienes claro es que no te sientes bien pero no sabes el motivo, así que vives y sientes muchas emociones a la vez.

Sientes rabia, desesperación, todo te molesta y te irrita. Te enfadas demasiado rápido, sientes tristeza, te dan ganas de llorar y/o lloras sin tener ninguna causa aparente. No sabes el motivo de por qué te pasa ni por qué

Pasas de la negatividad absoluta a la euforia y alegría. Vives las emociones positivas de forma descontrolada.

También sientes/vives las emociones positivas, pero de manera irracional y no controlada. Pasas de un estado tranquilo a un estado de euforia y alegría de forma repentina.

No te valoras, te exiges demasiado y te criticas con mucha dureza. Sólo te encuentras defectos y no puedes ni sabes ver tus cualidades.

Tienes una actitud muy negativa. No te quieres lo suficiente y te quitas demasiada importancia, a ti y a todo lo que haces.

Sueles preocuparte y ocuparte de los demás, pero te olvidas de ti y de tus propias necesidades casi siempre.